Que no te pase como a la Selección…

Capacitación, Coaching y Liderazgo

Que no te pase como a la Selección…

23 junio, 2018 Emociones 0

Sabemos que tenemos a los mejores jugadores del mundo. Si, lo sabemos.
Sabemos que nuestros delanteros son estrellas en cualquier club que jueguen y siempre están en el Top de máximos goleadores.

Sin embargo… algo pasa…

Todos vimos la cara de Messi durante el himno… ¿fue un presagio de lo que venía?

¿Vos crees que es por un tema de nivel futbolístico? ¿Vos crees que sea por la estrategia o la alineación? Te aseguro que no…

Siempre se habla del tema “anímico”. Dejame que te cuente a qué se debe…

 

Nuestros resultados están ligados a las acciones (en el caso del fútbol, cómo se paran los jugadores, cómo le pegan al arco, cómo marcan…etc), sin embargo, hay un componente anterior a las acciones: Las Emociones.

Nuestras acciones siempre vienen teñidas por nuestras emociones. ¿Es lo mismo salir a la cancha teniendo miedo que teniendo entusiasmo? Te aseguro que no.

Las emociones son una “predisposición para la acción”, significa que me pre-dispongo de una manera. Por eso es esencial trabajar tus emociones en cualquier aspecto de tu vida.

Nos gusta decir que vivimos en “Un mar de emociones”
Las emociones son como las olas, vienen. No las podemos evitar. Podemos hacer de cuenta que la ola no existe, pero te aseguro que nos va a revolcar.

Lo que si podemos hacer es decidir qué voy a hacer frente a esa emoción. Al igual que la ola, donde eligo si la salto o si dejo que me impacte, con la emoción puedo hacer lo mismo.

¿Cómo hacemos para Liderar nuestras emociones?

Lo primero que tenemos que hacer es reconocerlas. Saber en qué emoción estoy. Esto que parece tan sencillo, realmente no lo tenemos “afilado”. Nos confundimos las emociones y además no sabemos qué significan.

Por ejemplo. El miedo es la desproporción entre una amenaza y tus recursos. Si evaluás que tus recursos son bajos, y la amenza es alta, se dispara el miedo. Lo que tenemos que hacer en ese caso es volver a interpretar cuáles son mis recursos y volver a interpretar cuál es la amenaza. Y en el caso de que aún exista desproporción trabajar sobre mis recursos, ya que la amenaza no la puedo cambiar.

Si te interesa este tema, podés escuchar la nota de radio donde hablo de esto y lo profundizo un poco más:  NOTA DE RADIO

También podés acceder al primer video del curso online: “Lidera tus Emociones al Emprender”

¿Qué vas a hacer con tus emociones? ¿Vas a dejar que te tape la Ola?

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *